Las fiestas patronales se celebran en honor a nuestro patrón,  San Dionisio Areopagita. Tienen lugar del 8 al 12 de octubre y se inician con la “pisá” simbólica de la uva en cubas de madera, ofreciendo el caldo resultante al Santo Patrón, seguido de una exhibición de bailes regionales. Durante todas las fiestas se suceden diversos actos culturales a lo largo de todo el día, para todos los públicos, desde los niños, jóvenes y hasta la tercera edad.

Otra importante fiesta que se celebra en Fuente-Álamo, el día 25 de Abril es San Marcos. Es una fiesta muy arraigada y suele extenderse a lo largo de dos o tres días, en los que todos los vecinos del pueblo, y cada vez más visitantes, se desplazan a “El Cotico” cargados de comida y bebida para pasar el día reunidos en grupos de amigos o peñas. Es típico de estas meriendas el hornazo, dulce tradicional acompañado de huevos cocidos.

Mención especial merece el conocido como “Baile de los Gazpachos”, que tiene lugar el 14 de agosto por la noche. La gente del pueblo se reúne en un mismo lugar y cocinan al fuego de leña el plato típico conocido como gazpachos manchegos. Desde hace unos años se vienen realizando un concurso de gazpachos.

Cabe destacar también la Semana Santa, con tres hermandades de Fuente-Álamo; Hermandad de Jesús Nazareno, Hermandad de La Dolorosa y Hermandad de San Juan. 

En cuanto a las costumbres, para festejar a San Antón y a San Blas es costumbre hacer una “hoguerita” en la calle y preparar comida con familiares y amigos la víspera de ambos santos al atardecer.  El refranero popular recogió esta costumbre en el dicho “La hoguerita de San Antón que nos guarde el chicharrón”; y “La hoguerita de San Blas que nos guarde la "tajá".

Otra de las tradiciones populares es la Hoguerita de los Quintos. Se trata de una enorme hoguera colocada al pie de la escalinata de la iglesia parroquial que se enciende el día de Nochebuena al acabar la Misa del Gallo. La leña se encargan de recogerla los quintos de la localidad, recorriendo los montes y campos durante los dos o tres días previos a la Nochebuena.